BLOG DENTAL

Bienvenido al Blog de Clínica el Puente, tu dentista en Murcia.

Recetas de helados saludables, caseros y sin azúcar

¿A quién no le apetece algo fresquito como por ejemplo un helado?. Es uno de los alimentos más consumidos del verano por mayores y niños. Los helados pueden ser perjudiciales para nuestra salud bucodental debido a su alto contenido en azúcar, pero podemos reducir la aparición de las caries si nos cepillamos después de consumirlos. 

Para disfrutar de helados deliciosos sin temer que repercuta negativamente en nuestra salud bucodental, hoy te traemos unas recetas de helados caseros sin azúcar y saludables para hacer en un plis plas. Naturalmente, aunque el helado no contenga azúcar refinada en sí, no significa que no lo lleven los ingredientes con los que se vayan a hacer, como por ejemplo, los azúcares naturales de las frutas.

¿Helados caseros, saludables y fáciles de hacer? ¡Sí, vamos allá!

Helado con base de fruta.

Cualquier fruta prácticamente puede transformarse en un delicioso helado o un refrescante granizado. Las frutas no solo aportan múltiples beneficios para el organismo y son una fuente de vitaminas y minerales, también contienen vitaminas que ayudan a mantener unas encías saludables.

La sandía y el melón son frutas dulces, aromáticas y tienen un gran contenido en agua. Podemos triturar la fruta a elegir (o ambas), añadirle zumo de limón al gusto para darle un toquecito de sabor y verter la mezcla en unos moldes especiales. Así crearemos deliciosos polos de sandía o melón. 

Esta técnica vale para cualquier otra fruta como el mango, el melón, el melocotón, la piña. Las frutas ácidas como la manzana verde y los frutos del bosque nos darán un sabor muy refrescante.

Helado con base láctea.

Los lácteos como el yogur tienen un extra de calcio bueno para nuestros dientes, además de las vitaminas A y B y varios minerales que hacen de estos alimentos los imprescindibles para llevar una alimentación saludable.

Batimos un yogur natural, preferiblemente griego, hasta hacerlo cremoso. Opcionalmente podemos añadir unas gotas de esencia de vainilla, también alguna especia como la canela o el cardamomo o simplemente un poco de ralladura de limón. 

Mezclamos esta base cremosa con un puré de fruta, por ejemplo de fresas, cerezas o arándanos y lo dejamos congelar al menos unas 3 horas.

Como ves, hay muchas combinaciones sin tener que recurrir al azúcar, aunque este sea de gran ayuda para conseguir la textura típica del helado. No obstante si necesitas un toque de dulzor extra puedes recurrir a la stevia o al edulcorante líquido en pequeñas dosis. 

Mejor ganar en salud y disfrutar al mismo tiempo del verano consumiendo helados naturales y saludables.

 ¿Te gustaría probar estos helados caseros pero sufres de sensibilidad dental? En este artículo te hablamos de que causa la sensibilidad dental y de como tratarla:

¿Conoces más recetas saludables y sin azúcar para disfrutar este verano? ¡Compártelas con nosotros!