BLOG DENTAL

Bienvenido al Blog de Clínica el Puente, tu dentista en Murcia.

Cuida de tu cuerpo sin olvidar tu sonrisa - Salud Dental

Cuida de tu cuerpo sin olvidar tu sonrisa - Salud Dental

#deporte #saluddental #caries #sonrisa #dentistas

Practicar deportes es muy beneficioso para la salud, tanto física como mental. Pero, ¿qué ocurre con nuestra salud dental? Ya que nos iniciamos en el "mens sano in corpore sano", ¡¡No debemos olvidarnos de cuidar de nuestra sonrisa!!

El deporte y la salud dental están muy relacionados entre sí. La práctica de deporte intensivo puede aumentar el riesgo de desarrollar caries y así mismo la inflamación de las encías o periodontitis puede influir negativamente en el rendimiento deportivo.

La probabilidad de tener caries en personas que practican deporte de forma regular es mayor debido a la respiración bucal. Esta, junto a la deshidratación, reducen la producción de la saliva. ¿Recuerdas que te contamos en el anterior artículo que la saliva es un agente muy importante para nuestra boca?. Si a esto le sumamos la elevada ingesta de carbohidratos, bebidas isotónicas, zumos, batidos, etc, como resultado obtenemos hipersensibilidad dental acompañado de las molestas e indeseadas caries.

Además, algunas modalidades deportivas son más perjudiciales para nuestra salud dental que otras. Por ejemplo el llamado “sarro del nadador” es un gran enemigo para aquellos que practican la natación durante más de seis horas a la semana. Los productos químicos y el pH del agua al que se exponen crean manchas marrones oscuras o amarillentas que aparece con mayor frecuencia en los dientes frontales.

Lo que si es cierto es que la práctica de la actividad deportiva es 100% recomendable y hacerlo regular y moderadamente ayuda a prevenir enfermedades dentales. Pero no debemos descuidarnos y de nuevo la prevención es nuestro mejor aliado para combatir el sarro, las caries, la periodontitis y todo lo demás.

Las claves para prevenir y cuidar tu salud dental están en controlar la nutrición, menos azucares, mucha hidratación y si necesitas bebidas isotónicas busca aquellas que tengan menos potencial de producir caries.

Mantener una higiene bucal adecuada cepillandonos al menos dos veces al día, una de ellas antes de dormir para mantener a las bacterias a raya.

Y por último y no menos importante, acudir a tu dentista de confianza y realizar una revisión buco-dental al menos una vez al año.