BLOG DENTAL

Bienvenido al Blog de Clínica el Puente, tu dentista en Murcia.

¿Afectan las dietas milagro a tu salud bucodental?

A veces, y sobre todo después de el verano que es cuando cogemos esos "kilos de más", nos vemos tentados por la idea de realizar una de estas dietas express que te prometen perder peso rápidamente. Si bien esas dietas pueden cumplir lo que prometen, también pueden ser perjudiciales para nuestra salud bucodental.

¿Quieres estar "fit" a riesgo de una sonrisa menos sana?

Nuestra sonrisa es una de nuestras mejores armas, así que antes de decantarte por estas dietas te animamos a que continúes leyendo.

¿Qué es una "dieta milagro"? 

Existen un sin fin de dietas milagro o express que te prometen una rápida bajada de peso restringiendo algunos tipos de alimentos y nutrientes básicos. Estos alimentos y nutrientes son necesarios para que nuestro cuerpo funcione correctamente y la carencia de los mismos puede provocar consecuencias en nuestros dientes, encías, así como en el resto de nuestro organismo. Encontramos dietas pobres en proteínas, bajas en grasas o ricas en proteínas como la Dukan, la Atkins, etc. 

¿Cómo puede afectar este tipo de dieta a mi salud bucodental?

Lo que comemos y como lo comemos, no solo afecta a nuestro organismo en general, y este tipo de dietas hacen que los tejidos de nuestra boca y nuestros dientes se vuelvan más vulnerables.

-Riesgo de infecciones como enfermedades de las encías, que en el peor de los casos nos puede llevar a perder dientes. Las dietas de moda "hiperproteicas" causan un déficit nutricional que favorecen enfermedades como la gingivitis o periodontitis, aparición de las caries y otras infecciones orales. 

-Incremento del mal aliento. En dietas bajas en carbohidratos puede desarrollarse la cetosis, que es cuando el organismo quema grasas en lugar de de hidratos de carbono provocando entre otras cosas, mal aliento y un sabor metálico en la boca. 

-Mala absorción de vitaminas necesarias para nuestro organismo que conlleva a una menor salivación y a aumentar el riesgo de infecciones bucodentales. Por ejemplo, la ausencia de la vitamina B2 puede favorecer la aparición de llagas en el interior de la mejilla, alterar el sentido del gusto o aumentar la aparición de gingivitis

En conclusión...

Se debe apostar por una perdida de peso de forma saludable y progresiva para que nuestro cuerpo y nuestra salud bucodental no experimente consecuencias negativas. Una buena dieta debe incluir, de manera equilibrada, los cinco grandes grupos de alimentos: hortalizas, cereales, frutas, lácteos y proteínas.

Realizar cinco comidas al día, moderar el consumo de azúcar, beber dos litros de agua al día y ser perseverante, son hábitos saludables que te ayudarán a conseguir tus objetivos sin poner en riesgo tu salud.