BLOG DENTAL

Bienvenido al Blog de Clínica el Puente, tu dentista en Murcia.

Usos del cepillo interproximal

#cepillos #dientes #cepillointerproximal #higienedental

Todo sobre el cepillo interproximal

Cuando vas a comprar tu cepillo de dientes y ves unos más pequeños que tienen un cabezal de forma cilíndrica. ¿Te has preguntado qué son y para qué sirven? Si es así te lo explicamos a continuación.

Estos cepillos son los llamados interproximales o interdentales. Con ayuda de un cepillo normal podemos eliminar hasta un 60% de la placa bacteriana, el 40% restante se queda en la zona interdental. Aquí es cuando son necesarias unas ayudas extras para conseguir una excelente higiene bucal como los ya mencionados hilo dental y colutorios bucales

¿Qué son y para que sirven?

Estos cepillos más pequeños que los comunes y con un acabado cilíndrico o triangular, sirven para limpiar y remover la placa de las zonas que hay entre diente y diente que suelen ser más inaccesibles. Malas compañias como las bacterias encuentran un buen escondrijo en esas zonas lo que puede derivar a padecer enfermedades dentales como la periodontitis, la caries o la gingivitis.

¿Cuántos hay?

Esencialmente hay dos tipos de cepillos interproximales en función de su mango: en forma recta, recomendado para zonas anteriores de los dientes, o en forma de gancho. Estos últimos son mas fáciles de manejar y se usan para acceder a los espacios interproximales de los dientes posteriores. También se diferencian por grosores del cepillo con lo cual la elección dependerá del espacio que se desee limpiar.

¿Para qué usos está indicado?

Estos cepillos son ideales para personas que tienen ortodoncias, prótesis fijas, implantes dentales, periodontitis y para personas que quieran completar su higiene dental diaria y que no tengan mucha destreza usando la seda dental o simplemente que no les guste. De este modo es imposible darse por vencidos, ¿Verdad?.  Explicaremos ahora como se usan los cepillos interproximales. 

¿Cómo se utilizan?

Su uso es muy simple:

  • Insertando el cepillo. Entre los dientes, asegurándonos de que los filamentos del cepillo contactan con los dientes y no el alambre que los sujeta.
  • Movimiento. Hacia adelante y hacia atrás repitiendo ese proceso unas cuantas veces.
  • Enjuague. Antes de proceder a cepillar otras zonas, enjuaga el cepillo con agua limpia.
  • Repetición en otros huecos. Para asegurar una limpieza óptima repetiremos este proceso donde se requiera el uso del cepillo interproximal. Durante el proceso es muy importante no ejercer demasiada fuerza en el cepillado ya que podemos causar lesiones en nuestras encías.

Por último, como cualquier otro cepillo normal, estos también tienen un tiempo de vida limitado, por lo que se tendrán que renovar cuando las cerdas se deteriores o el alambre se estropee. Dependiendo de la calidad del cepillo y su mantenimiento puede durar varios días.

¿Necesitas más información sobre el cepillo interdental? Si tienes alguna sobre si está o no indicado para tu boca o de cual debes elegir puedes contactar con nosotros a través de nuestra web o llamándonos al 968 22 62 40.