BLOG DENTAL

Bienvenido al Blog de Clínica el Puente, tu dentista en Murcia.

Remedios caseros bucodentales (1)

Los remedios caseros no han perdido popularidad a lo largo de las últimas décadas. En algún momento, ante un dolor de muelas, todos hemos recibido consejos como “empapar un algodón en whisky y ponerlo sobre la muela que duele”, o “poner un poco de aceite de clavo sobre el punto que más molesta”.

No hay una fórmula milagrosa para deshacerse de un problema bucodental, y ninguno remedio casero ha sido probado científicamente ni demuestra mejoras a largo plazo. La única forma de deshacerse de un problema bucodental es visitar a un profesional de confianza, como los que formamos la clínica El Puente Zasdental, que pueda diagnosticar y tratar el problema. 

Aún así, muchas personas aún creen en los remedios caseros, así que a continuación vamos a estudiar las razones por las que se siguen utilizando, algunos de los remedios caseros más populares y discutiremos cuán efectivos son.

¿Por qué usar remedios caseros?

Los remedios caseros llevan existiendo desde que al primer hombre de las cavernas le dio un dolor de muelas, pero, ¿por qué se siguen utilizando estos remedios habiendo técnicas médicas avanzadas? Estas son las principales razones:

  1. Miedo al tratamiento. A la mayoría de la gente le preocupa que el dolor en la boca conlleve un tratamiento doloroso o caro. En lugar de arreglar el problema, lo único que se consigue es retrasar la visita al dentista.
  2. Creencia en los remedios naturales. Hay personas que creen fuertemente en los remedios homeopáticos. Normalmente, este tipo de personas buscaran evitar la medicación y el tratamiento médico en todo momento.
  3. Falta de tiempo. Hoy en día no es tan fácil encontrar un hueco para ir al dentista, y se utilizan los remedios caseros para aguantar el dolor hasta concertar una cita. 

    El problema de todas estas razones es que cuanto más tiempo se retrasa el tratamiento, más serio puede llegar a ser el problema. El dolor puede estar causado por:

  • Caries
  • Inflamación del interior del diente
  • Daño en el esmalte
  • Bruxismo
  • Periodontitis
  • Síndrome temporo-mandibular
  • Angina de pecho
  • Ataque al corazón

Estos problemas no desaparecen por si solos, y la solución suele complicarse al dejar el tiempo correr. Al utilizar remedios caseros, sólo se consigue posponer la visita al dentista y complicar el tratamiento